Phishing-car: La estafa de venta de coches usados que debes conocer

¿Sabías que se ha producido un aumento de las estafas en la compraventa de coches de segunda mano online? Te explicamos el modus operandi de los estafadores a través del phishing-car.

En España, la venta de vehículos nuevos suma seis meses consecutivos de descenso, pero la compraventa de coches de segunda mano va viento en popa y a toda vela. De hecho, el 66% de los españoles afirma que adquiriría uno en la actualidad en vez de comprar un coche nuevo.

No obstante, el 63% de las ventas se realizan entre particulares, por lo que no es extraño que los estafadores hayan visto un filón en este mercado. No es casual que el pasado mes de agosto la Guardia Civil alertara de que se ha producido un repunte de las estafas en la compraventa de vehículos online.

¿Qué es el phishing-car?

El phishing es un tipo de delito informático a través del cual los ciberdelincuentes intentan conseguir información confidencial de los usuarios de manera fraudulenta, ya se trate de sus datos bancarios, información de las tarjetas de crédito o contraseñas de diferentes servicios online.

El objetivo final puede ser la suplantación de identidad o directamente el robo de dinero.El phishing-car es una variante del phishing en la que se usa la venta de un coche como gancho para engañar a las personas.

Detrás de este tipo de estafas se encuentran organizaciones bien coordinadas que publican anuncios en sitios legales, de manera que en un primer momento es difícil sospechar que se trata de un anuncio falso.¿Cómo funciona una estafa de phishing-car?Publicación del anuncio en Internet.

El ciberestafador publica un anuncio en diferentes sitios web especializados en la compraventa de coches. Puede utilizar como reclamo un precio más bajo que la media del mercado o indicar detalles como “urge vender” para captar la atención de más personas interesadas.

Primer contacto. Cuando la persona interesada contacta al vendedor, este suele decir que vive en el extranjero y que no es posible ver el coche, lo cual se convierte en la primera señal que debe hacer saltar todas las alarmas. No obstante, no tendrá dificultades en enviar más fotos del coche o incluso una copia de los documentos del vehículo, los cuales obtuvo poniéndose en contacto con vendedores reales, haciéndose pasar por un comprador interesado.

Entrega a través de terceros. Dado que el “propietario” no puede desplazarse hasta España, es probable que le diga a su víctima que realizará la entrega a través de una empresa de transporte. En muchos casos, los estafadores usan nombres de empresas reales que el interesado puede comprobar en Internet.Pago por anticipado.

El estafador suele pedir el anticipo del 50% del precio en concepto de señal. Si la víctima duda, le presionará diciéndole que hay otras personas interesadas. En ese momento, suele enviar la documentación falsa del coche.Problemas en la aduana. Lo habitual es que, al cabo de unos días, el estafador vuelva a contactar a la persona haciéndose pasar por la empresa de transporte, que le pide abonar el 50% restante del precio aduciendo problemas para pasar el coche por la aduana.

Cuando la víctima contacta al vendedor, este le dirá que le devolverá el primer pago, pero le enviará un documento de devolución falso.Cada estafador puede variar ligeramente su modus operandi pero, en sentido general, hay que sospechar si pide un adelanto como señal y surgen contratiempos que impidan ver el coche. Para evitar este tipo de estafas, es conveniente pedir fotos de detalles concretos del vehículo. También se pueden subir a Google Imágenes las fotos que envía el supuesto vendedor para comprobar si ese mismo coche es ofrecido por diferentes vendedores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.