Los recortes en Ford Almussafes empiezan por las furgonetas

Los recortes en Ford Almussafes empiezan por las furgonetas

Ford Motor Company confirmó este miércoles el primero de los recortes en su factoría española en el marco de los ajustes que está realizando en toda Europa. Lo anunció en positivo, con el encargo a la planta mexicana de Hermosillo de la furgoneta que sustituirá a la actual Transit Connect. El problema es que con esta medida la industria valenciana pierde la producción de este modelo para Norteamérica, que hasta la fecha se ensamblaba en España. Se trata del 10% de la producción de la filial, alrededor de 40.000 unidades anuales, entre ellas los populares taxis de Nueva York, que equivalen a 400 empleos.

  • La factoría dejará de enviar 40.000 Transit a Norteamérica en 2021
  • Perderá 400 empleos que podrían ser 1.000 si ocurre igual con Europa
  • Los taxis de Nueva York dejarán de producirse en Valencia

Lo peor es que no solo es una mala noticia, sino que se trata también de un mal presagio. Por dos razones: porque el anuncio no dice nada de quién fabricará la evolución de la Transit Connect en Europa, y porque Ford llegó recientemente a un acuerdo con Volkswagen para que esta última asumiera la producción de las furgonetas ligeras para el Viejo Continente a partir de 2022.

De constatarse este oscuro escenario (la marcha en el futuro de toda su producción de furgonetas, también de la que se queda en Europa) Ford Almussafes no solo perdería un volumen anual de 40.000, equivalente a alrededor de 400 empleos, sino que serían unos 115.000 vehículos menos al año, alrededor de un tercio de la producción, que en empleo estaría en torno a los 1.000 trabajadores.

Pese a la mala noticia, al menos no se trata de un recorte repentino como el que sufrió Alemania, donde la retirada de los monovolúmenes de Ford fue inmediata y la planta de Saarlouis perdió un turno de producción de la noche a la mañana.

Almussafes juega con cierto margen para lograr carga de trabajo que reemplace la producción que va a perder. De hecho Ford España garantizaba este miércoles que la producción de la furgoneta para Europa sí la tiene garantizada Almussafes en 2021.

¿Repliegue americano?

Pero el escenario no es nada favorable a partir de 2022. Además de la incertidumbre de la furgoneta y de la entrada en vigor del acuerdo con Volkswaguen, ese año también será el de la caducidad de las actuales versiones de los Mondeo, S-Max y Galaxy, tres modelos que Ford podría incluso suprimir de su catálogo dada la demanda a la baja que sufren las berlinas y monovolúmenes.

En consecuencia, solo el Kuga, el SUV de Ford, conserva la salud en Almussafes, y todo en un contexto de recortes en Europa, su principal mercado, donde a la enseña del óvalo se le ha agotado la paciencia. La compañía americana ha subrayado en varias ocasiones que no realizará nuevas inversiones en el continente hasta recuperar la rentabilidad en este mercado.

Tanto es así que la decisión de llevar a México la producción de las furgonetas es en sí un repliegue hacia Norteamérica, que además se enmarca en el acuerdo comercial rubricado recientemente entre EEUU, México y Canadá. Ford está cumpliendo con su advertencia: realizar las nuevas inversiones solo donde obtiene beneficios y mantener en Europa tan solo los productos que conserven la rentabilidad.

[Total:0    Promedio:0/5]
Categorías Blog

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.