Menú

Comprar furgoneta segunda mano particulares – La guía final

Cinco trucos para vender tu furgoneta vieja entre particulares

Si la Gestión de Venta no te convence, pero igualmente quieres vender tu coche viejo, seguro que estos consejos que te vamos a dar a continuación te interesan. ¡Atento!

Deja tu furgoneta usada impoluta

Si quieres vender con éxito tu furgoneta viejo, ármate de agua, jabón y bayeta, porque no hay nada más repelente a la hora de comprar una furgoneta usada que la suciedad. En tiendas de repuestos puedes comprar productos especiales para su limpieza. ¿No quieres limpiar tu furgoneta, o no tienes tiempo para ello? Hay establecimientos dedicados a la limpieza profunda de los vehículos; su coste medio son 120 euros (si es que tienen que desmontar hasta los asientos).

Nunca dejes el motor impecable

A pesar de lo que pueda parecer a primera vista, un motor impoluto puede serte contraproducente a la hora de vender un vehículo comercial. ¿Por qué? La razón reside en que un bloque recién limpiado puede esconder pérdidas de aceite. El lado contrario (un motor lleno de barro) tampoco resulta atractivo. Si quieres vender tu vehículo, lo mejor es que limpies el motor un par de meses antes de ponerlo a la venta.

Unas fotos bonitas que resalten los puntos fuertes de tu furgoneta

Las fotos serán lo primero que vayan a ver los potenciales compradores de tu furgoneta usada. Por ello, esmérate, y haz unas instantáneas lo más profesionales posibles. Busca un entorno bonito, y toma fotos desde todas las perspectivas posibles; parte delantera, zaga, laterales y detalles importantes (por ejemplo, el techo solar, el equipo de sonido con Bluetooth…).

Libro de revisiones al día

Para vender tu furgoneta usada, es fundamental tener el libro de revisiones del vehículo al día. Ten presente que cualquier comprador querrá ver que el vehículo comercial ha estado bien mantenido y cuidado, y eso solo se puede comprobar en el libro de revisiones.

¡Sin arañazos!

La carrocería es una de las partes que más llama la atención de cualquier comprador. No deja de ser lo primero que todo el mundo ve del vehículo, y su carta de presentación. Así que, si quieres vender bien tu furgoneta segunda mano particulares, te tocará reparar posibles golpes y arañazos. Si estos son leves, puedes repararlos por ti mismo: solo tendrás que comprar los productos en una tienda de recambios especializada. Si no tienes pulidora, puedes alquilarla en tiendas de alquiler de maquinaria por unos 30 euros al día.

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Categorías Blog

Deja un comentario